“El monstruo de mi cuarto”

NO CREAN QUE NO ME ASUSTA,
CUANDO ESCUCHO SUS RONQUIDOS
ES QUE EL MONSTRUO DE MI CUARTO
EN MI CAMA SE HA DORMIDO.
ENOJADO POR EL POLVO
QUE LO HACE ESTORNUDAR
PROVOCANDOLE UNA ALERGIA
QUE YA EL POBRE NO DA MAS.
ES QUE ABAJO DE MI CAMA
ENTRE TANTA POLVAREDA
EL MUY PILLO HA DECLARADO
NO DORMIR YA EN ESA CUEVA.
ENTRE TODAS MIS ALMOHADAS
MIS PELUCHES Y OTRAS YERBAS
LO HE ENCONTRADO BIEN DORMIDO
A ESTE MONSTRUO SIN VERGÜENZA.
YO NO SE QUE ES LO QUE PASA
CON LOS MONSTRUOS DE HOY EN DÍA
YA NO QUIEREN TRABAJAR
Y NO ASUSTAN NI MI TÍA.
MEJOR ME PONGO A BARRER
BIEN DEBAJO DE MI CAMA
PARA VER SI EL ATREVIDO
VUELVE PRONTO A SU MORADA.
Claudia.
Anuncios

“Un mar de lagrimas”

Antiguas leyendas cuentan que las lagrimas sanan, que tienen el efecto y el poder de limpiar el alma, de sacar todo afuera, de liberar. Y debe ser cierto, porque cuando lloro con ganas, pero con muchas ganas, me siento aliviado.Después de un rato hasta tengo la sensación de que aquello que las causo, ya no tiene tanta importancia ya no es tan grave.

Si las lagrimas fuesen a parar a algún lugar, de seguro habría un mar de lagrimas en alguna parte del mundo. Es que todos lloramos por distintos motivos, mas o menos graves, pero igualmente importantes para nuestro corazón.

Como dice mi abuela Hada, hay que dejar salir las penas transformadas en lagrimas, lagrimas sanadoras, lagrimas limpiadoras, lagrimas renovadoras y así aprender a ver el lado bueno de las cosas y por sobre todas las cosas…no ahogarse en un mar de lagrimas.Featured image

“El caramelo amarillo”

“El caramelo amarillo”

Cuando la abuela Petra nos visita, y eso es todos los domingos, trae con ella una bolsa llena de caramelos de muchos colores.

Mis primos y yo corremos a abrazarla mientras ella finge que olvido comprar los caramelos esta vez, hasta que la llenamos de besos y cosquillas y los saca de su bolso. El bolso de la Petra es mágico, se puede encontrar cualquier cosa en el, desde caramelos hasta plumitas de colores. lapices labiales y montones de monedas.

Todos eligen rápidamente que caramelos comer y no se por que extraña razón los amarillos siempre quedan en la bolsa.

Y claro, Ana mi hermana,  prefiere los rojos que son de frambuesa, Tomas mi primo mayor, los azules de ananá, Lola la menor de mis primos, los verdes de manzana y hasta mi papá busca entusiasmado los naranjas que obviamente son de naranja.

Solo quedan en la bolsa los amarillos, de limón, y esto no pasa solo en mi familia, en la escuela también,cuando compartimos caramelos en el recreo todos pelean por los rojos, verdes, naranjas y azules.

Todos dicen que los amarillos, los de limón, son agrios, sin embargo a mi me encantan y esta buenísimo que sea así,  no tengo que pelearme con nadie por ellos.

 Todos los domingos espero con ansias comer mis ricos caramelos agrios de limón, yo no los discrimino, son mis favoritos.

Clota♥Featured image

“La Niña”

Los pajaritos cantan, la vieja se levanta, creo que es así la canción que tararea mi abuela cada vez que esta por llover.
Me gusta el olor a tierra mojada y chapotear en los charcos descalzo, aunque después escuche los retos de mi mamá.
¿No sé porque últimamente llueve tanto?, ya casi estamos en verano y de repente en medio de un sol brillante nos sorprende un fuerte aguacero acompañado de alguna ventisca que hace que los dibujos y miles de papelitos que tengo en el escritorio revoloteen por todo el dormitorio si el viento me sorprende con la ventana abierta.
Y si, el tiempo está loco, cada vez que esta por llover la abuela habla de una tal “Niña”, – claro ahora nos echan la culpa a los chicos de las tormentas-.
Quiero conocer a la tal Niña que tanto hace llover, le pedí a la abuela que me la presente, debe ser una “Niña Súper poderosa “para lograr semejantes cambios climáticos.
La abuela estallo en carcajadas, -¿Por qué lo que digo le causa tanta risa?-
Después de secarse las lagrimas que corren por sus mejillas, no sé si de risa o llanto, la abuela me explica que “Niña” es el nombre que se da a este fenómeno climático que hace llover, y me explica también algo de las corrientes de aire frio y caliente que todavía no logro entender.
Sea Niña o Niño a mí las tormentas me encantan, más si puedo bailar bajo la lluvia.
Los pajaritos cantan, la Niña se levanta.

Clota♥

10847915_776044775765154_2489158063640925262_n

“El gallo atolondrado”

“El gallo atolondrado”

El gallo de mi vecina

esta desafinado,

cacarea todo el día

es un gallo atolondrado.

Quisiera poder quedarme

un rato mas en la cama

pero comienza su canto

y temprano me levanta.

Esta todo desplumado

le cuesta caminar

creo que estuvo de fiesta,

huele a oporto y cognac.

Tiene el pico pintado

de color rosa morado

sin duda en la fiesta,

este gallo fue besado.

No sabia que las gallinas

usaran lápiz labial,

pobre gallo enamorado

como vino a terminar.

Continua cacareando

todo el barrio despertó,

este gallo destemplado,

si que es un papelón.

Clota♥

“El baño de chanchita”

En el chiquero hay tres chanchitas,

la mas chiquita no muy limpita.

 

Esta chanchita huele muy mal,

Nadie con ella quiere jugar.

 

¡Pobre chanchita, qué triste esta!

Pues ese olor no aguanta más.

 

Muy decidida pide a su prima

Que la acompañe a la perfumería.

 

Para que se vayan esos olores,

chanchita compra muchos jabones.

 

Ricos perfumes ella eligió

y todos juntos se los llevo.

 

Chanchita toda se perfuma,

Pero primero, un baño de espuma.

 

Que rico huele la linda chanchita,

y ya no tiene ese aromita.

 

Y esta es la historia de una chanchita

que si resulto ¡ser muy limpita!.

 

Claudia Rodriguez (Clota♥)

 

Imagen

 

 

 

 

“Amigo y Fidel”

A las personas les cuesta entender que todos somos diferentes, únicos e igualmente valiosos y esto no lo aprendí solo, esto me lo enseño mi amigo Fidel. El se mudo al dúplex que está justo al lado del mío. Extrañamente vivimos en un barrio en el que todavía podemos jugar en la vereda, eso sí, siempre bajo la mirada atenta de mi mamá o de la suya.

Fidel es simpático, se ríe todo el tiempo, tiene el cabello largo hasta los hombros, dorado y ruliento casi le tapa la cara y sus ojos azules suelen llamar la atención de las personas.

Desde que se mudo al barrio, no pasa un solo día en el que no compartamos las tardes. Las de lluvia son nuestras preferidas, el se calza sus botas rojas de goma y puede pasar horas chapoteando y saltando charcos sin cansarse, después construimos barcos de papel que dejamos navegar por la alcantarilla, se ríe a carcajadas y aplaude cuando ve que su velero es arrastrado por la corriente  ganando velocidad y pasando al mío.

No le tiene miedo a nada, o a casi nada, porque las arañas sí que le dan asco y creo que las lombrices también.

Mi amigo se entiende muy bien con los animales, sobre todo con los perros, parece entender su lenguaje perruno, gracias a él y de a poco fui perdiéndoles temor. Es que cuando tenía cuatro años el perro de mi tío Paco, un caniche berrinchudo y mañoso,  me dio un terrible mordiscón en la pierna, (solo porque yo le tironeaba de la cola), que todavía tengo la cicatriz.

Fidel es experto en perros, cuando ve uno, no importa su tamaño ni su procedencia  se siente especialmente atraído por ellos.

Ayer, mientras dibujábamos con tizas de colores en la vereda y a Fidel se le borroneaban  los dibujos con la saliva que caía de su boca y que intentaba limpiar con su puño cerrado, mi mamá me dijo que esto es normal en los chicos con síndrome de Down, paso por su lado un perro enorme, amarillento, un poco desganado, viejo y cansado. Me asuste tanto que dé un salto me encontré detrás de la cerca de mi casa. Extrañamente o como era de suponer Fidel se sentó bien derecho y lo observo  por un rato largo, parecía comprender su soledad, así como si nada, comenzó a acariciarlo suavemente, el perro le respondió con un lengüetazo que le lavo toda la cara y le causo largas carcajadas que logro contagiarme.

De a poco me anime y volví a salir a la vereda, para ese entonces Fidel ya estaba abrazando al gran perro amarillento por el cuello, mientras le susurraba no se qué cosa al oído. Me miro, parecía no entender mi distancia, pero si, el entiende todo, especialmente las cosas del corazón, tomo mi mano y la coloco sobre el lomo del perro, así de a poquito los dos comenzamos a acariciarlo, Fidel reía muy fuerte, yo también.

Desde ese día todas las tardes salimos a la vereda como siempre, eso sí, con un plato en donde llevamos las sobras del almuerzo  para nuestra mascota.

Por supuesto Fidel le puso  nombre ese mismo día en que los dos se conectaron con la mirada, exclamo con voz clara y suave “AMIGO” y así se llama nuestro perro, Amigo, el que compartimos los dos, el que duerme en mi porche o en el de Fidel, sobre unas alfombritas que allí colocamos especialmente para que descanse mas cómodo y no le duelan tanto sus viejos huesos, el que contempla todas las tardes nuestros juegos en la vereda, el que no se separa de nosotros ni un solo instante,  el que Fidel rescato de una vida callejera y solitaria.

Como ya les dije, Fidel es un ser único y especial, que me enseño a no tener temor y a brindar amor, porque siempre hay alguien por ahí que anda necesitando una mano amiga como la de él.

En fin, Así es mi amigo Fidel.

Claudia Rodriguez (Clota♥)

 

Imagen

 

“La mosca Margarita”

 

La mosca Margarita, está pegajosa

Porque sus patas poso sobre la olla

En donde quedaron restos de engrudo

Del bizcochuelo todavía crudo.

 

Con sus patas sucias  intenta succionar

Todo lo que toca quiere probar.

Revolotea entre cucharones,

Cacerolas sucias y repasadores.

 

Una gran fiesta  quiere organizar,

En el cesto de basura, donde vive su mama.

A todos sus parientes va a agasajar,

Tábanos, moscardones y a un mosquito muy galán.

 

Margarita se prepara para la ocasión

Se pinta los ojos, de color marrón,

Usa  tutu con tules rosados

Y en sus alas moños dorados.

 

Se siente una mosca muy popular

En el cesto de basura la fiesta va empezar.

Al son de sus zumbidos comienzan a bailar

Todos los parientes marcan el compas.

 

 

Margarita luce sus patas pegajosas,

 Y no le importa nada parecer roñosa.

La mosca Margarita luce preciosa

Pero no deja, de ser asquerosa.

 Claudia Rodriguez (Clota♥)

 

Imagen